Enfermeras para Adultos Mayores

EL CUIDADO DE LA PIEL EN EL ADULTO MAYOR

¿Por qué es importante el cuidado de la piel en los adultos mayores?

¿Por qué cuidar la piel?

Porque es el órgano más grande del cuerpo humano, nos recubre completamente como capa protectora ante cualquier factor externo, en un adulto mayor o personas de la 3ra edad la piel llega a ocupar aproximadamente dos metros cuadrados de área. A partir de los 40 años, la piel pierde elasticidad, grosor y humedad, y su exposición al sol, el tabaco y la contaminación pueden acelerar estos procesos.

 

La piel tiene muchas funciones importantes,

Nos protege de las agresiones externas, nos mantiene la temperatura corporal del cuerpo, la impermeabilización, la absorción de radiaciones ultravioleta y permite la absorción de la vitamina D.

> También es importante resaltar que nos brinda protección contra los organismos patógenos, que se traducen como la defensa inmunológica del organismo y la detección de estímulos sensoriales.  

 

 

Sin embargo, en la tercera edad, la piel cambia y se vuelve más seca.

Si tú como familiar, cuidador, persona encargada o auxiliar de enfermería, percibes cambios en la piel, es normal. Pero debes tener en cuenta que en la piel del abuelo, anciano o adulto mayor se producen una serie de cambios más de lo normal, que se relacionan con cambios epidérmicos que favorecen la piel seca, las infecciones y las alteraciones tanto de la inmunidad como de la pigmentación.

 

¿Qué factores afectan el estado de la piel?

En la tercera edad, suelen aparecer problemas dermatológicos como la irritación y el eccema que se relaciona con la piel seca o dermatitis de contacto irritativa. Principalmente, las zonas que permanecen expuestas, en los adultos mayores también tienen un mayor riesgo de sufrir daños por el sol, especialmente en ciudades como Bogotá, donde la exposición solar es alta. La piel expuesta puede adquirir manchas y en casos graves, cáncer de piel o precancer cutáneo.

Otro factor que puede afectar la piel es la humedad producida por un mal secado, esto puede ocurrir más en las personas que usan pañal, ya que pueden sufrir de hongos por una mala praxis. 

 

Con el paso de los años, la piel también envejece y se vuelve más delgada y frágil, por eso es muy importante cuidar la piel del adulto mayor bajo tres aspectos: higiene, hidratación y protección solar adecuada.  

 

¡Te traemos las mejores recomendaciones para el cuidado básico de la piel en adultos mayores!

 

LA HIGIENE, ES ESENCIAL:

  • El baño del cuerpo debe ser a diario, con agua tibia, utilizando jabones inodoros, de pH neutro como los de avena o glicerina, ya que quitan menos la grasa de la piel.  
  • Después, el Secado correcto de la piel, prestando especial atención a las zonas de pliegues cutáneos, nos ayuda a evitar las maceraciones y aparición de infecciones.
  • Los baños no deben ser prolongados, evitando el desperdicio de agua, el agua muy caliente o muy fría y procurar usar jabón solo en sitios necesarios.  
  • Adicional aconsejamos mantener un ambiente húmedo y cálido.  
  • El corte de uñas de pies lo debe realizar una persona idónea.
  • Lavar la ropa y los calcetines con productos para el lavado de prendas.

 

 

RECUERDA, LA HIDRATACIÓN PARA TU PIEL  

>> La hidratación es otro aspecto clave para cuidar tu piel, la correcta hidratación de la piel comienza desde adentro, con la ingesta diaria de agua, bebe al menos 2 litros de agua al día para hidratar tu piel desde adentro.

>> También es muy importante humectar la piel con cremas hidratantes,  después del baño y cada dos a 3 horas a diario, reaplicar sobre todo en las zonas de presión, las cuales son las más propensas a sufrir lesiones. 

 

 

IMPORTANTE, ¡LA PROTECCIÓN SOLAR!

Al menos, aplicar en las áreas expuestas, resulta de vital importancia prevenir daños en la piel:

    • Busca un protector solar con un “#” número SPF (Factor de Protección Solar) de mínimo 50 o +más. 
    • Lo mejor es elegir protectores solares que indican “Amplio Espectro” en la etiqueta. 
    • Aplícalo de 15 a 30 minutos antes de salir, y debes reaplicarlo cada 2 horas. 
    • Tener un tiempo límite de exposición al sol. Está bien salir durante el día, pero trate de evitar el sol durante las horas pico cuando los rayos del sol son más fuertes, no se deje engañar por un cielo nublado, ya que los rayos solares pueden atravesar las nubes.
    • También puede sufrir una quemadura solar si está en el agua, así que tenga cuidado cuando se encuentre en una piscina, en un lago o en el mar. 

 

 

 

Y la recomendación más importante para tu piel,

Visita a tu dermatólogo para el examen periódico de la piel, para detectar lesiones patológicas y tratarlas adecuadamente.

Los adultos mayores requieren cuidados específicos para prevenir arrugas, manchas, sequedad, fragilidad e infecciones cutáneas, la intensión siempre será mejorar su autoestima y calidad de vida. Es fundamental contar con valoraciones y cuidados especializados oportunos para darle el correcto manejo a las diferentes complicaciones relacionadas con la piel, visita el dermatólogo o especialista de la piel de confianza. Si necesitas cuidados de enfermería, estamos dispuestos a desplazarnos hasta tu Domicilio en Bogotá o sectores aledaños, para brindarte atención inmediata, indicando el correcto cuidado de la piel para la tercera edad o para cada caso en particular de atención médica especializada en caso de cambios o problemas cutáneos.

 

Si aún no conoces los factores claves que necesito detectar para pedir ayuda con el cuidado de mi ser querido, corre a leer: ¿Cuándo un adulto mayor debe recibir atención de un cuidador domiciliario?

¡Cuida tu piel y vive la tercera edad con plenitud con Cuidados Dorothea, servicios de enfermería y cuidados especializados a domicilio en Bogotá!