Enfermeras para Adultos Mayores

¿Cómo manejar la disfagia en la tercera edad?

La tercera edad es una etapa de la vida que merece ser vivida plenamente, pero, lamentablemente, algunos trastornos de salud pueden presentarse. Uno de ellos, la disfagia, puede afectar la calidad de vida de nuestros seres queridos mayores. En este artículo, exploraremos en detalle qué es la disfagia, cómo manejarla y algunas recomendaciones claves para garantizar un bienestar óptimo.

Entendiendo un poco más la disfagia…

La disfagia es trastorno que se caracteriza por la dificultad para deglutir alimentos tanto sólidos como líquidos debido a una afectación en una o más fases de la deglución. Y el día mundial de la disfagia es hoy 12 de diciembre, fecha en la que se enfatiza la concientización de este trastorno. Hoy conocerás un poco más de la disfagia, de qué trata y cuáles son las principales recomendaciones.

 


 

¿Qué es la Disfagia en la Tercera Edad?

La disfagia es más que una dificultad para tragar; es un desafío que puede impactar la capacidad de nuestros adultos mayores para disfrutar de sus alimentos de manera segura y placentera. Comprender sus causas es el primer paso para abordar este trastorno de manera efectiva.

 


 

 

¿Cuáles son los Factores de Riesgo y causas más comunes?

La tercera edad trae consigo cambios naturales en el sistema de deglución. Exploraremos los factores de riesgo y las causas más frecuentes de la disfagia en nuestros mayores, desde el envejecimiento del sistema muscular hasta condiciones médicas subyacentes.

Envejecimiento y deglución 

La prevalencia de la disfagia es más elevada en personas de edad avanzada que han presentado accidente cerebrovascular o han sido diagnosticadas con enfermedad de Alzheimer o Parkinson. 

Tiene un gran impacto sobre la capacidad funcional, el estado de salud y calidad de vida de los que la padecen. 


 

¿Cómo Identificar la Disfagia?

Reconocer los signos y síntomas tempranos es crucial. Desde la tos persistente hasta la pérdida de peso inexplicada, proporcionaremos una guía clara sobre cómo identificar posibles casos de disfagia en la tercera edad.

 

Existen dos tipos de disfagia: Esofágica y Orofaríngea, siendo esta última la más común en los adultos mayores.

Entre los síntomas a los que debemos estar atentos si tenemos un adulto mayor en casa, te presentamos los seis más frecuentes: 

  1. Aumento del tiempo para comer. 
  2. Atragantamiento, tos o carraspeo durante o después de las comidas o al consumir líquidos. 
  3. Sensación de que la comida se detiene en la garganta. 
  4. Rechaza alimentos que antes comía sin problemas. 
  5. Babeo frecuente. 
  6. Pérdida de peso sin explicación. 

 

La importancia de su detección radica en la posibilidad de evitar las complicaciones como malnutrición (disfagia a sólidos), deshidratación (disfagia a líquidos) y, en casos graves, neumonía como consecuencia de las aspiraciones broncopulmonares. Así mismo, también hay que tener en cuenta aquellas complicaciones relacionadas con los aspectos psicológicos, sociales y económicos que acompañan al paciente y que tienen un gran impacto en su vida. 

 


 

Manejando la Disfagia:
Estrategias y Enfoques

La gestión efectiva de la disfagia implica un enfoque integral. Desde cambios en la dieta hasta ejercicios específicos, abordaremos estrategias prácticas para mejorar la seguridad y comodidad al comer.

Rehabilitación oportuna: 

A través de las terapias de Fonoaudiologia, siempre que sea posible se debe intentar rehabilitar al adulto mayor con disfagia para que pueda, en mayor o menor medida, mantener una ingesta adecuada. 

 

En el adulto mayor, además de la rehabilitación, es fundamental tomar en cuenta estas ocho recomendaciones: 
  • Se debe asegurar una posición corporal de seguridad a la hora de las comidas, manteniendo al adulto mayor sentado con la espalda en contacto con el respaldo de la silla y los pies apoyados en el suelo o en posición 45° si se alimenta en la cama. 
  • El adulto mayor debe estar despierto, no se debe ofrecer alimentos si se encuentra somnoliento. 
  • Se deben evitar distracciones durante la hora de la comida. 
  • No utilizar jeringas ni pitillos/pajillas. 
  • El ambiente debe ser cómodo y tranquilo. 
  • El adulto mayor siempre debe comer con supervisión. 
  • Es muy importante mantener una buena higiene bucal. 
  • Las texturas de los alimentos deben ser homogéneas, evitando alimentos pegajosos y con doble textura o que se fragmenten con facilidad.

 


 

Ejercicios Terapéuticos para Fortalecer la Deglución

Los ejercicios especializados pueden marcar la diferencia. Describiremos ejercicios prácticos y terapéuticos que ayudan a fortalecer los músculos implicados en la deglución, promoviendo una función más efectiva.

Te recomendamos una serie de ejercicios para que el adulto mayor con disgafia realice todos los días, preferiblemente con apoyo de un profesional o cuidador especializado: 

 

♥ Sacar la lengua, poner una cuchara encima de esta e indicarle a la persona que empuje hacia arriba, el cuidador debe hacer un poco de fuerza en sentido contrario, es decir, hacia la lengua. 

♥ Sacar la lengua, poner la cuchara debajo de esta e indicarle a la persona que empuje hacia abajo, el cuidador debe hacer un poco de fuerza en sentido contrario, es decir, hacia la lengua. 

♥ Sacar la lengua, poner una cuchara en la punta de esta y que el paciente la empuje hacia fuera. El cuidado debe hacer un poco de fuerza en sentido contrario, es decir, hacia la lengua. 

♥ Tragar dos veces por cada cucharada de comida. 

♥ Repasar los dientes con la lengua haciendo círculos. 

 

¡Un Viaje hacia la Mejora de la Disfagia!

 

En conclusión: 
En este Día Mundial de la Disfagia, es importante recordar que esta condición no debe ser ignorada ni subestimada. Con el adecuado diagnóstico y tratamiento, las personas con disfagia pueden mejorar su calidad de vida y prevenir complicaciones graves.  

Cerraremos el artículo destacando historias de éxito, mostrando cómo un enfoque integral puede marcar la diferencia en la vida de aquellos que enfrentan la disfagia en la tercera edad. Invitaremos a los lectores a unirse a nosotros en este viaje hacia la mejora y el bienestar.

En resumen, Este blog no solo será una fuente informativa, sino también un faro de esperanza y orientación para aquellos que buscan comprender y abordar la disfagia en la tercera edad. ¡Juntos, crearemos un camino hacia una vida plena y saludable!

 

Adicional te dejamos “Cómo la tercera edad puede enfrentar esta afección pulmonar con resiliencia, información precisa y prácticas recomendaciones, lo encuentras en: ¡Respira Vida en la Tercera Edad! Descubre, ¿Cómo Cuidar tus Pulmones del EPOC?

Si quedaste con alguna duda, escríbenos a nuestro WhatsApp y no te pierdas nuestros próximos artículos, donde te brindaremos toda la información necesaria para que este viaje del cuidado humanizado, sea mucho más fácil.

¡En Cuidados Dorothea, te ofrecemos auxiliares de enfermería y cuidadores especializados a domicilio en Bogotá!