Enfermera/domicilio/Bogota/Cuidados-Adulto-Mayor/Servicio de Enfermeria a Domicilio/Acompañamiento Adulto Mayor

Caídas en adultos mayores: un simple traspié puede ser fatal

  • 08 de octubre de 2.018

Con el pasar de los años, nuestros sentidos van cambiando y con ellos ciertas facultades van disminuyendo. La vista y el oído son vitales para mantener el equilibrio. Las caídas suelen ser uno de los principales motivos de consulta por emergencia en personas mayores de 65 años. Se han convertido en un problema importante, pues aparte de ser causal de muerte en numerosos casos, las caídas, por mínimas que sean, pueden ocasionar fracturas graves con pronósticos complicados para un adulto mayor.

Así como se van perdiendo las facultades de la vista y la audición, la calidad ósea también disminuye con la edad, por eso las caídas son tan peligrosas en personas de la tercera edad, porque por más simple que sea un traspié, este puede dejar como consecuencia, fracturas de hombro, fracturas de cadera, fracturas de costillas y fracturas de fémur.

Una caída tiene tanto impacto psicológico, que a veces por más simple que sea, el adulto mayor que la ha sufrido, comienza a vislumbrar por primera vez el ocaso de su existencia y mucho miedo a volver a caer. Y no es para menos, pues es un hecho conocido que las fracturas en adultos mayores son, en el mejor de los casos, de larga y complicada recuperación, porque por lo general, el área afectada nunca vuelve a regenerarse totalmente.

La edad avanzada, las alteraciones de la movilidad, los problemas nutricionales y el tipo de vivienda son las causas principales de caídas. Aparte del desequilibrio producto de la disminución de la audición y la visión, es muy común que las caídas estén relacionadas con la sobremedicación, las interacciones de medicamentos y la automedicación. Por eso es vital vigilar la ingesta de medicamentos.

Es importante estar alerta en ambientes oscuros o muy iluminados, en espacios pequeños, en áreas con objetos que entorpecen el desplazamiento como muebles, escaleras, pisos irregulares y alfombras, y ante elementos inaccesibles como botones de la luz o tomacorrientes. Los lugares más comunes en los cuales un adulto mayor es más propenso a caer son: el baño pues pueden resbalar en la ducha, escaleras al pasar por alto un escalón, la calle porque pueden dar un traspié apresurándose a cruzar en el semáforo y al montarse o bajarse de un automóvil, entre otros.

Las complicaciones más frecuentes de las caídas son:

 Lesiones dolorosas de los tejidos blandos como hematomas.

 Fracturas en diversas áreas del cuerpo como caderas, muñeca, fémur, rodilla, hombro costillas etc.

 Hematomas subdurales ocasionados por la ruptura de vaso sanguíneo en la cabeza.

 Heridas contuso cortantes en cuero cabelludo.

 Contracturas articulares.

Para prevenir las caídas, lo primordial es la dedicación y la educación continua de la familia y cuidadores, con el propósito de mantener al adulto mayor, medicado adecuadamente según sus diferentes patologías y en un entorno seguro, evitando así los episodios de tropiezos o desmayos. En Cuidados Dorothea, a través de nuestro servicio de enfermeras a domicilio en Bogotá, estamos para ayudarle, cuidamos a su familiar de manera integral porque contamos con personal altamente capacitado en el cuidado de ancianos y acompañamiento de adultos mayores en casa. No dude en contactarnos, adaptamos nuestra propuesta de servicio a su presupuesto y necesidades.